10 cosas que debes conocer sobre la radio digital terrestre

30-03-2017 por IKI Media Rueda del volumen de una radio digital terrestre

Hasta hace unos años, se pronosticaba como algo inminente el final de la radio analógica, algo similar a lo que ocurrió previamente con su hermana mayor, la televisión, cuando vivimos el boom de la implantación del TDT. Pero, tras un tiempo esperando la incorporación de la radio digital terrestre a nuestras vidas y la sustitución de los actuales receptores analógicos por dispositivos móviles – con los cambios a todos los niveles que ambos hechos supondrían-, el hecho es que hemos de admitir que la estrella de la radio sigue aún viva y brillando a través de las ondas.

La Radio, un medio cada vez más digital

Hoy en día, es innegable la progresiva digitalización de la radio. Las grandes emisoras nacionales vivieron su paso digital a lo largo de los años noventa y posteriores. Con la llegada de Internet a los hogares, estas emisoras ampliaron su presencia en la red con páginas que permitían, en un primer momento, su escucha a través de podcasts para posteriormente incorporar players en streaming, tanto en soporte web como en versiones móviles y apps, para alcanzar a todos los dispositivos digitales.

De este modo, la radio pasó a tener una presencia cada vez más activa en el entorno de los medios online donde, por primera vez, dejaban de ser medio eminentemente oído para convertirse en un medio con contenido redaccional, sonoro y audiovisual. Con este avance, conseguían cumplir con su deseado objetivo de unificar en un mismo soporte los proyectos que las principales emisoras de radio-fórmula musical habían puesto en marcha a nivel televisivo, como son 40TV o KissFM TV. De hecho, no debemos olvidar que una de las grandes cadenas de televisión españolas, Antena 3, fue, en sus inicios, una emisora de radio.

Rueda del volumen de una radio

Junto a este escenario, y aprovechando los bajos costes que el medio online permite, emergieron un sinfín de emisoras nativas digitales, las más de las cuáles no son sino players para escuchar música. Sus usuarios pueden crear sus propias playlists y establecer el orden de escucha que desean. Entre esta amplia oferta cabe destacar a la sueca Spotify que, con 16 millones de usuarios activos en España, es la mayor plataforma de contenido puramente auditivo del país.

¿Qué es exactamente la radio digital terrestre?

Sin embargo, paralelamente a la expansión de la radio online, existe en el mercado otra opción que aún no ha calado entre los radioyentes españoles: la radio digital terrestre. Para conocerla mejor, te contamos los diez datos que debes conocer sobre este fenómeno que en un futuro inmediato puede experimentar la enésima revolución en el panorama de medios de comunicación:

1. Utiliza la tecnología DAB (Digital Audio Broadcasting): Es el estándar en uso desde 2007. El DAB+ permite que millones de personas en el mundo puedan recibir más de 550 servicios digitales. Es más barata, eficiente, fácil de configurar y de administrar y permite recibir más cantidad, variedad y calidad de transmisiones.

2. Posee una mayor calidad de audio: al eliminarse las interferencias por emisoras, se obtiene un sonido mucho más puro y directo, ya que no sufre las incómodas variaciones producidas por condiciones atmosféricas o por equipos eléctricos, que suelen afectar a las transmisiones de radio tradicionales.

3. Mayor cantidad de emisoras: otra de las ventajas de la radio digital terrestre es que nos permite acceder a un mayor número de emisoras de las que ofrece la radio tradicional. Las señales digitales ocupan menos espacio que las analógicas y, por tanto, la oferta de contenidos a nuestro alcance es mucho mayor.

4. Su avance es lento pero inexorable: Hace un par de años, Noruega puso fin a su radio analógica para implantar la radio digital. El proceso no está siendo tan rápido en otros países europeos, como Suecia o Reino Unido, pero en ambos casos ya tienen en marcha planes para implantarla en breve.

5. Una asignatura pendiente en España: En 2002 aproximadamente la mitad de nuestro territorio tenía una cobertura DAB. Sin embargo, ésta se ha visto reducida con el paso de años. Actualmente, excepto en Madrid y en Barcelona, es difícil sintonizar en nuestro territorio alguna emisora digital.

6. Cambio de receptores: la implantación total de la tecnología DAB implica la compra de receptores adecuados. Actualmente el precio de éstos no es elevado y ronda los 50 euros. Sin embargo, a día de hoy, muy poca gente tiene un receptor compatible en casa, lo que refleja el escaso conocimiento que existe sobre esta innovación y la falta de interés de la audiencia, quizá debido a las pocas emisoras disponibles en digital.

7. Una situación enquistada: La implantación de las radios digitales no avanza en España, ya que el problema se retroalimenta. Por una parte, la población no se adapta a éstas por las pocas emisiones en digital. A su vez, no hay más emisoras porque no hay suficientes oyentes. Este clima nos deja un panorama incierto para el futuro de las radios digitales.

8. Preferimos la radio online: la radio online ha despegado en los últimos años, probablemente debido a la facilidad de acceso a este tipo de canales, así como por el desconocimiento existente alrededor de la radio digital. Ventajas como poder escuchar la radio desde el smartphone, el ordenador o la tableta son un valor añadido para elegir este sistema de radio.

9. Las grandes emisoras ya emiten en digital: Y sin embargo, las emisoras más importantes de nuestro país, tales como Cadena Ser, Onda Melodía, Onda Cero, Cadena 100, Kiss FM, Radio María, Cadena Cope, Radio Marca o Intereconomía, ya difunden su programación a través de DAB.

10. ¿Mejorará el futuro de la tecnología DAB en España? De momento, no conocemos ninguna fecha de referencia establecida por el Gobierno para que se dé ese paso, tal y como se dio con la televisión TDT. Si nos ha de servir esta experiencia como guía, podemos estar seguros de que el proceso va a ser más lento de lo deseado.

 

Los comentarios están cerrados.