Banner vs Vídeo online

30-11-2017 por IKI Media

Estás tan tranquilo navegando por internet. Entras a YouTube. Te dispones a disfrutar de esa canción que no consigues quitarte de la cabeza y, de repente, aparece un vídeo con un anuncio que te hace preguntarte: “¿Cómo sabrán la edad que tengo?…” Entonces, puede que lo saltes o, en caso contrario, lo más probable es que acabes cayendo rendido ante esta nueva forma de publicidad: el vídeo online, un formato que ya es parte de nuestro día a día.

Desde hace algún tiempo, a nuestros amigos de toda la vida, los banners, les ha salido un duro competidor. Aunque es cierto que los primeros aún siguen teniendo una fuerte presencia en internet, el vídeo online avanza a pasos agigantados y, gracias a los beneficios que ofrece, todo apunta a que tarde o temprano conseguirá convertirse en el formato omnipresente.

 

Los datos están del lado del vídeo online

Según un estudio elaborado en Reino Unido por IAB y la consultora PriceWaterhouseCoopers, por primera vez, la inversión de los anunciantes en publicidad online durante los primeros 6 meses de 2017 fue superior en vídeo que en el formato banner. Tanto fue así que el gasto en vídeo online alcanzó los 787 millones de euros, con el correspondiente incremento del 46%. Sin embargo, los banners solo crecieron un 2% y la inversión se quedó en 772 millones de euros.

Además de ser el formato publicitario online que más está creciendo, según este informe también se desprende que ya acapara el 35% de la inversión que se destina a publicidad display.

A pesar de que estos datos hacen referencia al mercado publicitario británico, en España, también estamos siendo testigos de cómo el vídeo online cada vez está más al alza, en detrimento de los banners.

 

Ventajas del vídeo online frente al banner

 A pesar de que el formato de vídeo online más popular es el que encontramos en plataformas como YouTube o Vimeo, este tipo de publicidad también se incluye dentro de banners u otros modelos de anuncios de sitios web. El vídeo marketing ha comenzado una carrera imparable por ocupar cualquier espacio publicitario, y es que sus ventajas pueden dejar a más de uno con la boca abierta:

1. Mejora la notoriedad y el recuerdo de marca. Nuestra memoria tiene más capacidad para albergar información que nos ha llegado de forma visual que de modo leído o escuchado.

2. Consigue captar mejor la atención de los internautas.

3. Al insertar un vídeo en un e-mail, la tasa de respuesta es más alta y, al mismo tiempo, disminuyen las bajas de suscriptores.

4. Al incorporar un vídeo marketing, aumenta la permanencia del usuario en el sitio web.

5. Constituye una forma perfecta de explicar algo de una manera mucho más clara y atractiva, por lo que el usuario se muestra más predispuesto a entrar en la dinámica de la marca e interactuar con ella.

6. Ayuda a conseguir un mejor posicionamiento en las búsquedas de Google, ya que este gigante siente una predilección especial por las páginas que incluyen contenidos multimedia.

7. La publicidad en vídeo tiene una mayor efectividad debido a que los consumidores hemos cambiado nuestra forma de actuar. Es obvio que ahora preferimos que nos cuenten una buena historia, que sea creíble y que nos ofrezca justo lo que buscamos, antes que pararnos a leer.

8. Si un anunciante consigue crear un vídeo con gancho, la viralización está asegurada y ya sabemos todos lo que ello supone.

 

Entonces, ¿banner o vídeo online?

 A pesar de que el banner es la primera forma de publicidad que apareció en internet y, por ello, sigue siendo la más conocida y habitual, con el paso del tiempo han aparecido nuevos formatos, como es el caso del vídeo marketing, cuyo objetivo es destacar y no solo tener presencia online.

Podríamos afirmar que el banner es el formato idóneo para aquellos anunciantes que ya cuentan con una reputación consolidada y no necesitan tanto contarle al usuario lo que son, sino que simplemente con su aparición es suficiente. Sin embargo, el vídeo online ofrece mucho más a los anunciantes que pretendan llamar la atención y hacerse notar.

No podemos adivinar el futuro, pero si tenemos en cuenta que el 90% de los internautas consume vídeos online y que al 75% de los usuarios no les importa ver publicidad si a cambio pueden tener acceso a contenido gratis, todo apunta a que el vídeo marketing es el futuro de la publicidad online.

Los comentarios están cerrados.