Cómo ayudarán al marketing los nuevos altavoces inteligentes

31-03-2019 por IKI Media

Los altavoces inteligentes (o smart speakers) son una nueva realidad, y además ya por fin de verdad. Nos encontramos ante una innovación tecnológica que empieza a estar presente en muchos hogares y en nuestro día a día cotidiano. Es cierto que tiene aún mucho margen para crecer, dado que se ha empezado a comercializar hace relativamente poco. Pero la tendencia está clara: poco a poco dejará de ser un producto en manos de los early adopters y se convertirá en uno de uso cotidiano para un gran número de personas.

Así queda demostrado en las cifras de ventas de los últimos trimestres, como veremos a continuación. El bajo precio de lanzamiento y la variedad en la gama de diferentes altavoces han motivado, entre otros factores, este hecho. Se ha abierto la veda: ha entrado un nuevo producto a nuestros hogares para mejorarnos la vida.

                  Las ventas respaldan este crecimiento

Según un estudio de Canalys (empresa tecnológica y de análisis de datos), el crecimiento en las ventas de los altavoces inteligentes ha sido sencillamente espectacular. El lanzamiento del producto en nuevos mercados como España o Italia, así como la potenciación de estrategias de promoción para acabar de asentar el producto en mercados ya instalados como el estadounidense, son las dos principales causas que han propiciado este crecimiento.

En cifras, se consiguió un éxito rotundo durante el último Black Friday, en el que los altavoces inteligentes fueron la compra estrella. El más vendido fue el modelo Echo Dot, de la gama Echo de Amazon, que lidera el mercado junto con los Home de Google, el segundo en discordia. Otras empresas como Xiaomi o Apple ya están moviendo ficha para posicionarse e ir obteniendo una cuota de mercado significativa. La proyección del producto lo justifica. De hecho, según un estudio de Reportbuyer, la entrada de nuevos competidores en el mercado estadounidense (el más maduro hasta el momento), desbancará a Amazon de su situación privilegiada, y el mercado global crecerá en los próximos años de forma indiscutible.

Y es que, en el segundo trimestre del 2018, las ventas totales crecieron un 186,6% con respecto a las del primer trimestre (9 millones del primer trimestre frente a 16,8 millones del segundo). En el tercer trimestre siguió creciendo de igual forma, un 116,7%. Un crecimiento que, como ya hemos comentado, se justifica a raíz de la poca presencia del producto en los hogares, y la ya total aceptación del producto, unido a su innovación y bajo precio de lanzamiento.

            ¿Qué supone esto en términos de marketing?

Los profesionales del marketing están estudiando qué aplicaciones puede tener esta innovación tecnológica. Aunque las líneas de actuación están aún por definir, de momento todo apunta a que estos asistentes de voz van a tener una utilidad muy clara en el mundo del marketing digital e incluso en el e-commerce.

El SEO es el primer reto de marketing que ya se han empezado a plantear algunas empresas. El objetivo: optimizar la búsqueda de contenidos por voz.

El SEO debe adaptarse también a un nuevo canal que posee unas singularidades muy marcadas. No es lo mismo la búsqueda escrita que a través del habla. Una de las fórmulas adoptadas por algunas empresas para su formato de voz, están siendo las propias apps de voz, conocidas como skills. Aún muy poco popularizadas, está por ver su éxito debido a la intangibilidad a la hora de valorar su verdadera utilidad.

El SEO por voz no competiría directamente con el orgánico, sino que serían complementarios, aunque Google y Amazon pretenden “premiar” a las marcas con aplicaciones de voz para la búsqueda de resultados web, colocándolas más arriba en este nuevo formato, como es lógico, para lograr mayor utilidad del altavoz inteligente y poder realizar la compra directamente mediante este canal.

El lenguaje del SEO para altavoces inteligentes y asistentes de voz, como hemos comentado, va a tener que estar adaptado a esta nueva realidad. Las preguntas realizadas vía voz suelen ser mediante la realización de preguntas (a Siri, Alexa…), por lo que la estructura de cómo se lanza la información a la red cambia. Va más orientado a resolver FAQ’s (preguntas frecuentes). Además, también se está trabajando en la línea de potenciar ese feedback mediante voz, ya que es “la gracia” de este formato. Es un muy buen método para generar engagement debido a su dinamismo y a la novedad que supone.

Además del reto de crear un nuevo SEO, los nuevos altavoces inteligentes pueden convertirse en un interesante canal de ventas. Es el segundo gran reto que tendrán que afrontar los profesionales del marketing. En Estados Unidos, únicamente el 0,4% del total de ventas de e-commerce en 2018 han sido desde altavoces inteligentes o asistentes de voz. De momento, la aceptación entre los millennials para el e-commerce ha sido muy superior al de otros segmentos, ya que el 70% ya lo utiliza para comprar. Aunque cabe decir que, como se ha visto, es un campo al que aún le queda mucho recorrido.

Los comentarios están cerrados.