¿Cómo ha afectado la entrada en vigor de la RGPD a la publicidad?

27-06-2018 por IKI Media rgpd

Si no recibiste los miles de correos que las marcas enviaron a su lista de contactos, eres de otro planeta. El pasado 25 de mayo entró en vigor el nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD).

Con este nuevo reglamento, todos los usuarios debían dar su consentimiento para continuar recibiendo e-mails comerciales. Con el fin de materializar uno de los objetivos de esta nueva normativa: reforzar su privacidad.

Lo cierto es que, antes existía desconocimiento sobre el tratamiento que las compañías daban a los datos de sus clientes. Pero, actualmente, la RGPD propicia que los particulares tengan acceso a muchísima información, sobre las prácticas que le atañen directamente. Al mismo tiempo, también se amplían los derechos que los particulares pueden ejercer sobre el uso de sus datos personales.

Este reglamento beneficia, en gran medida, a los usuarios. Además, el sector de la publicidad ha mostrado preocupación por las consecuencias que puede provocar su puesta en marcha. Muchas empresas han visto reducida su lista de contactos a los que poder enviar sus notificaciones. ¿Por qué? Debido a la avalancha de e-mails recibidos en nuestro correo electrónico. Por ello, no es de extrañar que más de uno se haya quedado en el olvido como spam.

Consecuencias del nuevo reglamento de Protección de datos

La confusión y el miedo a recibir cuantiosas multas por no aplicar la normativa correctamente son dos de los sentimientos que inundan en mayor medida algunos ámbitos del negocio publicitario. Así, desde la IAB y otros estudios realizados ya apuntan a las primeras consecuencias del nuevo reglamento en el mercado de la publicidad.

 Según un informe elaborado por Ezoic, a nivel europeo el precio de la publicidad ha descendido en un 10% debido al temor que impera en la industria, sobre todo en el plano de los anunciantes. Aunque en un principio pareció haber una cierta recuperación, desde los primeros días de la llegada del RGPD, la tendencia ha ido en descenso claramente. Respecto a la compra programática, la caída ha sido aún más fuerte, ya que el número de transacciones ha bajado un 40%.

Dado que este estudio analiza el negocio europeo, la conclusión que se desprende es que los anunciantes comunitarios han preferido apostar por otros territorios, como por ejemplo el estadounidense que ha incrementado notablemente sus cifras. Es obvio que los primeros y mayores damnificados son los medios, debido a que están sufriendo las consecuencias de esta regulación de un modo mucho más directo.

El RGPD y la publicidad parecen no llevarse muy bien…

La IAB ya avisó previamente de los efectos negativos que el RGPD tendría en el conjunto del sector digital, sobre todo en los medios de comunicación y en los consumidores. Una de las previsiones de este organismo hacía referencia al impacto en los contenidos, aunque de momento habrá que esperar un tiempo para ver cómo evoluciona esta parte. Su explicación radicaba en que la publicidad es uno de los principales sustentos del periodismo de calidad, por lo que si los ingresos por este concepto se reducen, la información publicada también se verá perjudicada.

El pronóstico de la IAB se situaba en una contracción anual de los ingresos publicitarios de más del 30%, provocando importantes efectos en todos los formatos de publicidad online. En la publicidad programática en concreto, la reducción se estimaba en un 33%.

Aunque el impacto en el negocio publicitario ya es notorio y es probable que lo siga siendo aún más, también es importante hacer referencia a las empresas que no han llegado ni tan siquiera a estrenar el RGPD. Antes de su entrada en vigor, fueron muchas las pequeñas compañías que echaron el cierre debido a la imposibilidad económica para cumplir la nueva normativa.

Lógicamente, este cambio de paradigma tiene un coste alto y no todas las empresas tienen a su disposición los recursos necesarios para realizar la transición. Por ello, confiamos en que todos los agentes que conforman el mundo de la publicidad se adapten cuanto antes al nuevo reglamento y que los efectos sean lo menos notorios posible.

Los comentarios están cerrados.