El tráfico: una clave fundamental para posicionar en Google

30-06-2019 por IKI Media

En el marketing clásico, la calidad del producto ha sido siempre la clave sobre la que crear una estrategia de éxito. De igual manera, en el marketing digital la calidad de los contenidos, es elemental para que el tráfico se incremente en nuestra web. Las visitas serán un elemento fundamental para conseguir un buen posicionamiento en Google, lo que, a su vez, contribuirá a mejorar el tráfico. Es la pescadilla que se muerde la cola…

Las estrategias SEO, claro son elementales… Cualquier experto en marketing directo conoce cuáles son las técnicas básicas de SEO adaptados a los estándares de Google: elegir ‘title’ y ‘meta description’ con los caracteres suficientes y palabras claves correctas, crear encabezados Hx y contenidos orientados a la palabra clave a posicionar, que tenga una etiqueta canonical correctamente implementada… y otras muchas cuestiones para que nuestra web y sus contenidos acaben adecuadamente posicionados.

Pero por encima de todos los ‘principios del SEO’, la clave fundamental de un buen posicionamiento en Google está en el volumen de tráfico que tenga nuestro site. Una página web que cumpla todas las normas de SEO, pero que cuente con unos escasos niveles de tráfico, tendrá muy difícil posicionar en las búsquedas de Google.

Maneras de generar tráfico

Existen diferentes estrategias para aumentar el tráfico web. En primer lugar, está la publicidad de pago (PPC), un método rápido pero que, una vez acabada la campaña no debemos dejar de prestar atención añadiendo contenido de calidad para enganchar a las personas que han entrado por primera vez gracias a la publicidad. Si no este tráfico puede desaparecer en el momento en el que acabe la inversión publicitara.

También podemos estimular las visitas a través de técnicas de social media. Para ello, hay que diseñar un plan para generar la visibilidad de  unos contenidos potentes con los que se intente alcanzar la viralidad para conseguir el protagonismo necesario y un cierto nivel de flujo de visitas a la página web.

Pero, por encima de todo lo anterior, está la creación de contenidos de calidad que susciten el interés de un volumen de público debidamente segmentado. Si el contenido es trivial o poco interesante, poco podremos hacer por mucho que invirtamos en publicidad o lo promocionemos por redes sociales.

Generar contenido de calidad

El diseño de una meditada estrategia de marketing de contenidos es la mejor forma de posicionar orgánicamente nuestra web. Es una técnica muy bien aceptada por nuestro público objetivo, ya que no lo considera tan invasiva como la publicidad tradicional y le genera una serie de beneficios (saber más sobre un tema de su interés, solventar dudas, etc.). Hay que conocer muy bien, para ello, cuáles son los intereses del público al que nos dirigimos

A continuación, debemos seleccionar una serie de temas que estén en línea con dichos intereses, y a partir de ellos generar y publicar una serie de contenidos de calidad. Podemos comprobar si hemos acertado o no con el tema a través de Google Analytics, una herramienta que nos informa sobre el número de visitas obtenido, las tasas de rebote, el tiempo de lectura medio que ha merecido cada contenido, etc.

Si un contenido que ha recibido muchas visitas, ha tenido un alto índice de rebote (es decir, el público ha dejado de leer nada más entrar), significa que el título ha despertado gran interés pero la forma de abordar en contenido les ha decepcionado. Aquí debemos insistir y publicar de nuevo el tema, pasado un tiempo, pero mejorando adecuadamente su desarrollo. En el lado opuesto, si el desarrollo del contenido les ha gustado, ese usuario hará visitas recurrentes y lo recomendará a sus seguidores en redes sociales.

Cuando acertamos con un contenido (número de visitas alto y tiempo elevado de permanencia), debemos explotarlo al máximo. Estos éxitos nos dan una pista valiosísima sobre los temas que realmente interesan a nuestro público. Así, podemos insistir con otros contenidos cercanos o volver a publicar una nueva versión pasado un tiempo.

Una mención especial merecen los llamados “evergreen”, esto es, contenidos que tuvieron unas cifras elevadas de visitas en el momento de su publicación y que, pasado el tiempo, sigue teniendo unas cifras muy positivas. Lo normal es que un buen contenido reciba muchos clics en los días siguientes a su publicación, pero pasado un tiempo (por ejemplo, unas semanas) deja de ser visitado. En el caso de los “evergreen” no ocurre así, ya que estos contenidos, por diversas razones (la calidad es la principal de ellas), logra posicionarse en Google en la primera página de búsqueda y sigue generando un alto volumen de visitas mucho tiempo después.

De nuevo, como vemos, la calidad es clave para conseguir un tráfico adecuado y, en consecuencia, un buen posicionamiento en Google.

Los comentarios están cerrados.