Facebook limpia su imagen con una poderosa campaña

17-05-2018 por IKI Media

Publicidad y emoción siempre han ido de la mano, y esa es precisamente la estrategia que ha elegido Facebook para pedir perdón. La polémica por el filtrado de los datos de 87 millones de perfiles a Cambridge Analytica ha hecho que Mark Zuckerberg no esté pasando por uno de sus mejores momentos. Después de que tuviera que dar explicaciones en el Senado de Estados Unidos por este caso tan grave, la compañía ha lanzado una campaña para tocar la fibra más sensible de los usuarios.

Muchas voces apuntan a que la fuga de datos llegó en un momento en el que ya se empezaba a criticar las noticias falsas o el exceso de publicidad en la red social. Por este motivo, sin intentar obviar la gravedad del caso, el uso indebido de la información personal de tantas personas ha sido la gota que ha colmado el vaso, llegando a que la pérdida de confianza en la plataforma es más que evidente.

Además de otras medidas que ha adoptado Facebook, como, por ejemplo, la notificación a sus usuarios para que revisen su política de privacidad, el spot que han lanzado recientemente también está encaminado a asumir la responsabilidad y hacer ver que la red está cambiando para seguir manteniéndose segura.

 

¿Cómo es la nueva campaña de Facebook?

El vídeo ha sido una creación del propio equipo de la compañía y bajo el título “Here together” (“Aquí juntos”), en tan solo un minuto de duración ha intentado comunicar los aspectos positivos que tiene la red social. Apuntando a la parte más emocional de los individuos, esta campaña de Facebook nos recuerda por qué nos unimos a la plataforma; una época en la que lo más importante era estar conectados con los amigos, compartir fotos o felicitar los cumpleaños.

 

 

A través de una voz en off que transmite cercanía y confianza, las palabras retumban en nuestra cabeza con un sonido hipnótico para recordar que, aunque en un principio llegamos a la plataforma social por los propios amigos, al final la red se va ampliando para hacernos “sentir un poco menos solos”.

Pero además de evocar todo lo bueno que tiene Facebook, los creadores de la campaña no se han olvidado de citar todos los problemas a los que han tenido que hacer frente. Junto con la promesa de trabajar para mantener a salvo la privacidad de los usuarios, otro mensaje que se desprende del vídeo es el que hace referencia a que se priorizarán las interacciones entre familiares y amigos.

En un tono conciliador para volver a recuperar la confianza de los usuarios, con esta campaña parece que la red social desea recuperar los valores y la esencia con los que comenzó, donde lo único que importaba eran las relaciones. Sin embargo, es poco probable que consiga su objetivo, dado que la trascendencia que ha llegado a adquirir ha dejado en un segundo plano su razón de ser inicial para convertirse en un negocio sin precedentes.

 

¿Realmente era necesario este mensaje?

 Es obvio que la crisis de Facebook ha ocasionado una enorme fisura en su imagen y, por ello, la compañía ha tenido que buscar la mejor forma de pedir disculpas, asumir los errores y recuperar el apoyo de los usuarios.

No obstante, quienes se muestren más reticentes hacia Facebook, probablemente no les valdrá un simple anuncio para volver a creer en la red social. Está claro que las consecuencias de la crisis se deben ir mitigando con hechos, sobre todo para salvaguardar la privacidad de todos los datos que se almacenan. Esto no sólo tendrá una repercusión positiva en los usuarios, en cuyo caso no se han notado los efectos (ya que se han registrado un 13% más de personas activas al mes respecto al mismo periodo de 2017), sino que también servirá para remontar los ingresos procedentes de los anunciantes.

 

Los comentarios están cerrados.