Google Adwords: cualquiera podrá utilizar tu marca en sus anuncios

28-11-2018 por IKI Media google adwords - cambios en la política de utilización de tu marca

¡Hola! Soy Google y próximamente cambiaré la política sobre la protección de tu marca en los anuncios de Adwords, ahora conocido como Google Ads. Pero antes de echarse las manos a la cabeza, ¿qué significa esto? Para explicarlo, es necesario situarse en el estado actual, en el que Google, por respeto a los anunciantes, permite que una marca sea utilizada únicamente por su propietario en el título o en el texto descriptivo de los anuncios. De esta forma, las terceras personas solo pueden utilizar el nombre de la misma en la URL visible, así como pujar por ella como keyword de búsqueda para poner un anuncio.

Puede decirse que se trata de un privilegio que el gigante de los buscadores concede a las empresas, aunque no está obligado a ello por ley. Por lo tanto, dado que no existe ninguna norma que regule la protección de marca en Google Ads, a partir de los próximos meses el propietario ya no es el único que tiene derecho a usar el nombre de su insignia en estos anuncios online.

En algunos países anglosajones, esta práctica ha sido habitual desde siempre. En las búsquedas que se realizan en Australia, Estados Unidos, Reino Unido, Irlanda o Canadá, lo más común es que aparezcan distintas marcas en el titular y en la descripción de los resultados de distribuidores, revendedores y páginas webs informativas que no tienen la titularidad sobre ellas, pero que por ofrecer productos y servicios relacionados, obtienen un mayor beneficio al incluirlas.

Viéndolo con un caso práctico, cuando se ponga en marcha el cambio, si por ejemplo buscamos en Google “seguros de coche”, algunas webs como Rastreator podrán incluir sin ningún problema la marca Línea Directa en el título o en el texto de sus anuncios de Adwords.

 

¿Cómo afectará este cambio a los anunciantes?

 Lo primero que se nos viene a la mente es la notable importancia que tendrá, ahora más que nunca, apostar por Google Ads. A medida que esta nueva política de “desprotección” se vaya extendiendo, la competencia en este medio será brutal. Esto implica que, dado que cualquier página podrá aprovechar el tirón de una marca para anunciarse, los anunciantes tienen la obligación de incrementar sus esfuerzos para que su posicionamiento siga estando en línea con la estrategia definida y que no se vea afectado por la comunicación que puedan hacer otras páginas que utilicen la marca.

De hecho, las empresas que no tengan presencia todavía en Google Ads, es casi obligatorio que comiencen a poner en marcha sus campañas. Los anuncios tardan unos meses en alcanzar su máximo potencial, por lo que se deben aprovechar los primeros momentos cuando la competencia aún será baja. Hay que tener en cuenta que ya no se podrá confiar solo en el potencial de los anuncios propios porque la exclusividad en el uso de la marca se convertirá en algo del pasado.

Pese a que se tienda a pensar que esta modificación va a provocar efectos negativos, lo cierto es que unos sectores sufrirán las consecuencias en mayor medida que otros. En cualquier caso, algunas voces se alzan para defender la decisión de Google, alegando que implica unas reglas del juego más libres en Ads. A grandes rasgos, podemos afirmar que los grandes beneficiados de este cambio serán los distribuidores de productos o servicios y que las propias marcas saldrán perdiendo en cierto sentido al no poder controlar todo lo que se comunica bajo su nombre.

Lo que está claro es que esta nueva política traerá como consecuencia un aumento del CPC (coste por clic) y una reducción del CTR (click throught rate o número de clics que consigue un enlace en relación a su número de impresiones). Esto se traduce en que los anunciantes tendrán que pagar más por cada clic y al mismo tiempo, un porcentaje inferior de usuarios harán clic en el anuncio con el mismo número de impresiones que hasta ahora.

Por el momento Google no ha comunicado la fecha exacta en la que se hará efectiva la nueva política. Además de España, otros países que se verán afectados por esta modificación son Alemania, Japón, Francia y Portugal.

Los comentarios están cerrados.