Google Chrome catalogará como webs no seguras a aquellas que no sigan el protocolo https

20-08-2018 por IKI Media protocolo https

¿Eres de los que se anda con ojo cuando navega por Internet o te gusta vivir al límite entrando en cualquier página? ¿Y a la hora de hacer una compra online, te fijas en que la url comience con el protocolo HTTPS o vas directo a pagar?

No sabemos si se debe a un desconocimiento generalizado o por ser demasiado confiados, pero un gran porcentaje de los internautas, sobre todo los que no están tan familiarizados con el mundo online, no reparan en esta serie de aspectos. Por lo tanto, es probable que aquí encontremos una explicación a por qué los fraudes en Internet se suceden día sí y día también.

Aunque nos parezca sorprendente, más de la mitad de las webs no cuentan con el protocolo HTTPS, sino que la norma de la mayoría de las direcciones es comenzar por HTTP, sin contar con un certificado de seguridad SSL. El hecho de incluir una “s” significa que se trata de un protocolo seguro de transferencia de hipertexto que traducido al lenguaje normal quiere decir que cuando nos conectamos a una página de este tipo, el lenguaje está codificado para ofrecer una mayor seguridad a los usuarios. En el caso de que una url solamente comience por HTTP implica que el lenguaje que utiliza es normal y podría ocurrir que la información que se envía o recibe no esté encriptada correctamente.

¿Qué sucede al acceder a una web sin el protocolo HTTPS?

Aunque en Internet conviene no fiarse de nadie, cuando una web no sigue el protocolo HTTPS existen más posibilidades de que alguien pueda estar espiando la navegación sin demasiados problemas para robar algunos datos personales de gran valor, como puede ser el número de una tarjeta de crédito. No obstante, como decimos, no hay que confiarse, ya que una dirección HTTPS, aunque ofrezca mayores garantías de seguridad, tampoco es inviolable.

Dentro de este contexto, Google Chrome ha anunciado recientemente que calificará como webs no seguras aquellas que no cuenten con dicho protocolo de seguridad HTTPS. El objetivo de esta medida, según afirma la compañía, es avanzar hacia un entorno online más seguro, así como ayudar a los usuarios para que comprendan que los sitios web cifrados de esta forma son más seguros tanto para la privacidad de su información como para el estado de sus equipos.

Dicha catalogación ha comenzado a efectuarse a partir del mes de julio de este año después del lanzamiento de la última versión 68 del navegador. Sin embargo, la clasificación que ha empezado a realizar Google Chrome de las páginas inseguras no se traduce en un bloqueo del acceso, sino que cualquier persona puede seguir entrando en aquellas webs con HTTP con la única particularidad de que aparecerá una advertencia sobre el riesgo de hacer clic en ellas en la barra de direcciones.

Alcanzar una navegación totalmente segura donde no se puedan filtrar los datos personales de los usuarios conlleva una serie de cambios que Google Chrome está introduciendo de forma progresiva. De esta forma se espera que todas las páginas adopten el protocolo de seguridad, para lo cual tan solo es necesario adquirir un certificado SSL, ya que cada actualización del navegador irá exigiendo más a las webs no seguras.

De momento, Chrome es el navegador pionero en poner en marcha este tipo de medidas, aunque otros como Firefox también están siguiendo los mismos pasos. Sin duda, esta iniciativa tiene un fuerte impacto en las páginas afectadas, haciéndoles perder visitas e incluso ventas.

Si tienes una web que aún no se ha pasado al lado del HTTPS, no olvides que los beneficios son innumerables porque además de posibilitar una conexión más segura, puedes generar una mayor confianza, sobre todo cuando el e-commerce es el punto fuerte de la página.

Los comentarios están cerrados.