¿Por qué ha creado Google una marca falsa de pizza?

24-10-2018 por IKI Media La marca de pizza de Google

Tan solo escuchando la palabra pizza, ya se nos hace la boca agua… Al leer este titular, puede parecer que una nueva marca ha llegado para engrosar el listado de tentaciones, pero no es así. En realidad, se trata de un experimento que Google ha llevado a cabo para comprobar la efectividad de los anuncios en YouTube. Sea como sea, si en una noticia se habla de pizza y publicidad, ¡nuestra satisfacción es doble!

¿En qué consiste el nuevo experimento de Google?

Este ensayo se ha basado en descubrir qué ocurre si se cambian los parámetros que se suelen utilizar en la comunicación de estos productos. Según Google el estilo clásico podría limitar el potencial de las plataformas digitales como medio de publicidad y para comprobarlo, ha creado una marca falsa bajo el nombre de Doctor Fork. Curiosamente, ¿no te recuerda a unas pizzas populares por su masa crujiente?

El líder en buscadores ha contado con la colaboración de Nestlé y la Universidad Brigham para producir un total de 33 anuncios que atacan de lleno los estereotipos de este tipo de comunicaciones. A priori, el objetivo era conseguir que esta campaña se volviera viral y después de haberse publicado en YouTube, el resultado han sido 20 millones de impresiones.

¿Cómo se ha desarrollado el experimento?

Para crear los vídeos de este experimento, Google ha utilizado simplemente imágenes de archivo y una plataforma tan potente como es YouTube. Tal como afirman desde la compañía, dentro del mundo de la publicidad, existen una serie de máximas que nunca se han comprobado si son eficaces o no.

 

 

Con esta marca de pizza falsa han podido hacer todo lo que han querido, sin estar sujetos a ningún convencionalismo. Tan solo de esta forma es posible plantearse cuestiones que de otra manera no surgirían o comprobar si las agencias creativas están equivocadas al decantarse en ciertas ocasiones por lo que ya está establecido, sin arriesgarse a plantear algo distinto y rompedor.

¿Qué quería conseguir Google con este experimento?

Los anuncios de Doctor Fork han servido para responder a algunas preguntas que se han clasificado en distintas categorías. Por un lado, los promotores de este experimento querían conocer de qué forma influyen las señales sensoriales en la efectividad de la publicidad, y por otro, determinar cuál es la presencia adecuada de personas en los anuncios de comida.

En lugar de realizar esta prueba con un grupo pequeño de consumidores, Google decidió que la mejor manera de probar estas ideas era mostrar los vídeos a un gran número de usuarios reales.

Como conclusión…

Además de alcanzar 20 millones de visualizaciones en YouTube, este ensayo arroja una serie de conclusiones que probablemente cambiarán la forma de hacer publicidad de comida a partir de ahora.

En los anuncios de alimentos, es bastante frecuente ver a personas degustando los mismos. Sin embargo, gracias a la campaña falsa de Google, se ha llegado a la conclusión de que a través de experiencias multisensoriales, se puede conseguir un mejor recuerdo de marca por la estimulación de todos los sentidos a través del audio, las imágenes y el texto.

La inclusión de primeros planos en este tipo de anuncios también contribuye a que los usuarios tengan presente en su memoria una determinada marca. En definitiva, el protagonista es el producto, por lo que cuanto más se muestre, más deseos despertará para hincarle el diente. Este experimento pone en entredicho la eficacia de los spots donde aparece gente sonriendo y mordiendo la comida, dado que los usuarios prefieren ver otras formas de disfrutar el producto más llamativas.

Todo apunta a que Google ha encendido la llama para que este tipo de investigaciones sean más frecuentes. A través de la creación de estos entornos se puede probar si las creaciones publicitarias funcionan efectivamente en el mundo real.

Los comentarios están cerrados.