Instagram cambia su algoritmo para contentar a sus usuarios

30-04-2018 por IKI Media

Es muy probable que el algoritmo del gigante Facebook pase a engrosar el listado de los principales misterios de la vida. ¿Qué parámetros se utilizan en realidad para que podamos ver unas publicaciones y otras no? Y lo que es más importante: ¿por qué lo cambian cada dos por tres, volviendo loco al personal?

Aunque el algoritmo siempre ha sido algo propio de Facebook, en los últimos tiempos también estamos sufriendo sus consecuencias en Instagram. La popular aplicación de imágenes fue comprada por Zuckerberg en el año 2012 y durante bastante tiempo no sufrió ninguna modificación. No fue hasta el año 2016 cuando decidieron cambiar el timeline habitual que mostraba las publicaciones en orden cronológico para convertirlo en un muro similar al de Facebook donde primarían los contenidos más importantes según un nuevo y enigmático algoritmo.

En cierta manera es lógico que la compañía no pare de realizar cambios en una de las redes sociales que más crecimiento ha experimentado a nivel mundial. Instagram es actualmente la plataforma donde miles de usuarios comparten fotografías, vídeos y stories a diario, y al mismo tiempo también está repleta de influencers y marcas que intentan llegar al público de la forma más directa posible.

 

Volver a los orígenes

 Desde que se produjo el cambio de algoritmo, han sido cientos los usuarios que han mostrado su descontento, llegando incluso a trasladar su disgusto a change.org, donde se consiguieron 26.000 firmas para solicitar que Instagram recuperara el timeline cronológico.

La compañía ha escuchado las plegarias de sus seguidores y ha confirmado que cambiará de nuevo la red social para que no aparezcan mezcladas las publicaciones nuevas con otras antiguas. No obstante, todavía se desconoce de qué manera se podrán ver los contenidos, ya que, según han comunicado, se “priorizarán” las publicaciones nuevas. Aunque esta intención aplaca los gritos de los usuarios, Instagram también seguirá dando preferencia a aquellos contenidos de las cuentas con las que los usuarios más interactúan o los de los perfiles más populares.

Según se desprende del comunicado de empresa, los cambios que están realizando se enfocan en garantizar que las publicaciones nuevas aparezcan en primer lugar en el feed, pero siempre en función de sus comentarios. Con esta noticia, Instagram pretende que los usuarios no se pierdan ningún momento, pero la realidad será bien distinta, puesto que para conseguir un alcance aceptable en una publicación será necesario ganárselo a pulso para adecuarse a lo que el algoritmo señale.

 

El usuario decide

 La decisión de Instagram de continuar en cierto modo con el algoritmo que inició en 2016 mientras lo combina con la aparición de algunas publicaciones recientes, se acompañará de una nueva funcionalidad que ofrecerá un mayor control a los usuarios para que éstos decidan de forma relativa lo que quieren ver.

Los seguidores de esta red social podrán configurar su timeline para que se actualice automáticamente con solo pulsar el botón de “nuevas publicaciones”. El funcionamiento de esta opción es muy similar a la que incluye Facebook y que permite refrescar el muro para que aparezcan los últimos contenidos publicados, evitando así que el algoritmo haga de las suyas y nos muestre imágenes de manera aleatoria.

Con esta solución, Instagram se asegura que los usuarios sigan conectados a la app sin perder de vista el suculento negocio que su sistema le reporta. Esta plataforma se ha convertido en el espacio deseado de cualquier anunciante que decide contratar publicidad, aunque las marcas también encuentran en esta aplicación otra forma de estar presentes que aún no está regulada en nuestro país. Se trata de los influencers, que muestran en sus fotos los beneficios de un producto o servicio de forma totalmente natural y que mueve al año ingentes cantidades de dinero. Por ello, quién sabe si próximamente hablaremos de la nueva regulación de Instagram a este respecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *