La calidad será el factor elemental en el cambio de algoritmo de Google

29-05-2018 por IKI Media

Leyendo las noticias del sector, parecería que el mundo comienza a estar dominado por una divinidad suprema denominada algoritmo. Ya sabemos que quienes dirigen las plataformas que más nos interesan están constantemente cambiando sus parámetros para dar más o menos importancia al contenido gratuito, y de esto Google sabe bastante. En las últimas semanas, hemos sabido que el buscador líder ha dado una vuelta a su famoso algoritmo para premiar a las páginas que más se esfuerzan por ofrecer contenido de calidad.

Tanto cambio en Google puede llegar a resultar molesto, ya que por muy leve que sea la actualización, ésta afectará de una manera u otra a la posición de tu página. Sin embargo, por mal que nos pese, todas las prácticas SEO están orientadas hacia este buscador que ocupa la mayor cuota de mercado y, por ello, es necesario seguir sus directrices para evitar ser castigado con su particular penalización y el consiguiente descenso de posiciones.

En los últimos años, el SEO se ha convertido en un trabajo fundamental para posicionar a las empresas en los primeros puestos de las búsquedas de Google. A pesar del auge de las redes sociales, el posicionamiento web ha conseguido mantenerse inmutable y en la actualidad, cada cual ocupa su lugar.

 

Efectos del nuevo algoritmo

 Por norma general, Google no suele avisar de las modificaciones que realiza en sus parámetros, pero, en este caso, ha tenido la deferencia de comunicar este cambio que se considera uno de los más importantes de su trayectoria. Por ello, si has revisado el posicionamiento de tu página recientemente, debes saber que cualquier vaivén que haya experimentado se debe a esta actualización del algoritmo. Las consecuencias se pueden apreciar tanto en la subida como en la bajada de algunas posiciones respecto al puesto anterior.

Según Google, los cambios constantes en su algoritmo responden a la necesidad de ofrecer un mejor servicio a los usuarios y, en concreto, el que ha emprendido ahora, está enfocado a beneficiar a las páginas que antes estaban infravaloradas.

Aunque la compañía haya afirmado que los cambios de posicionamiento son leves, no hay que perder de vista que uno de los puntos más importantes que Google tiene en cuenta para que una página consiga escalar posiciones es la calidad de su contenido. Éste debe contener información relevante y detallada para los usuarios, algo que no sólo hará feliz al buscador, sino que también repercutirá en el tráfico hacia la web y en los tiempos de permanencia de los usuarios.

De nada sirve crear contenido con miles de palabras si no tienen ningún sentido ni aportan nada nuevo al lector. La extensión juega un papel importante, pero debe ir acompañada de una calidad en el texto. Para conseguirlo, puedes plantearte varias cuestiones: ¿podrá el internauta resolver sus dudas con estos datos?, ¿la información está actualizada?, ¿el contenido es acorde a las palabras clave?…

 

¿Cómo actuar ante el cambio de algoritmo?

 Teniendo en cuenta que las modificaciones en el algoritmo de Google se van a suceder continuamente por el resto de los tiempos, no existe una fórmula mágica para contrarrestar los efectos. La solución más eficaz consiste en realizar un trabajo SEO constante y revisar de forma periódica la estrategia de posicionamiento según los resultados obtenidos.

Además de incrementar la calidad de los contenidos como hemos comentado antes, no podemos olvidar que Google penaliza aquellas páginas que incluyen publicidad intrusiva, así como las que incorporan links que no funcionan. También debemos mencionar que hace algún tiempo que el buscador tiene una mayor consideración hacia las páginas que ofrecen un servicio local, mostrando así las empresas cercanas a la ubicación geográfica del usuario en los primeros resultados de búsqueda.

En definitiva, la mejor forma de mantenerse o mejorar la posición en Google pasa por poner en marcha buenas prácticas SEO y seguir las directrices que el gigante en buscadores determine. Para escapar a su penalización, es fundamental estar atentos a cualquier movimiento que acontezca y poder actuar en consecuencia antes de que sea demasiado tarde.

 

Los comentarios están cerrados.