La publicidad, principal sustento de las productoras

31-10-2017 por IKI Media

¿Qué hay detrás de ese anuncio que te describe la increíble sensación de conducir? ¿O de ese otro spot que nos incita a utilizar un determinado desodorante para que las mujeres se peguen como lapas? Además de jornadas interminables de trabajo por parte de un equipo de publicistas y algún que otro cambio por parte del cliente, la materialización de estas pequeñas historias en nuestras pantallas no sería posible sin la presencia de las productoras de cine publicitario.

De ellas vamos a hablar precisamente en este post, para analizar cómo ha evolucionado su actividad en los dos últimos años a través del estudio realizado por SCOPEN para la Asociación de Productoras de Cine Publicitario de España (APCP).

El primer dato que llama nuestra atención es el alto porcentaje (casi un 78%) que la producción de spots publicitarios supone en el total de ingresos de las productoras. Aunque en España la publicidad está abriendo nuevos horizontes y, poco a poco, las marcas se están atreviendo a dar el paso para comunicar en otros soportes, en el fondo somos bastante tradicionales y el peso muerto de la tele resulta más difícil de mover de lo que parecía (sin olvidarnos del cine, por supuesto).

 

¡Cómo has crecido!

En nuestro país, la producción publicitaria se concentra en un número bastante reducido de compañías: 128 productoras a nivel nacional puede ser una cifra baja si la comparamos, por ejemplo, con las más de 15.000 agencias de publicidad que existen en España. No obstante, el conjunto de productoras de cine publicitario ha trabajado duro durante los dos últimos años para conseguir incrementar su facturación en un 37%, a pesar de los recortes que ha sufrido el sector en ese periodo.

Este aumento del 37% respecto a 2015 se traduce en un volumen aproximado de 440 millones de euros, lo que significa que la media de facturación por productora es de más de 4 millones y medio de euros (un 27% más que hace dos años).

Según se refleja en el estudio, este crecimiento se debe, en parte, a la aparición de 90 nuevas productoras entre los años 2015 y 2017. Sin embargo, incluso con el aumento generalizado de la facturación, es importante resaltar que el número de productoras que han registrado más de 3 millones de euros ha bajado un 15,6% respecto al año 2015.

 

Televisión y algo más

 Como hemos comentado antes, los spots para televisión y cine abarcan aproximadamente el 78% del volumen de negocio total de las productoras, incrementándose en más de un 6% en relación a los datos de hace dos años. Hablando en plata, estos dos soportes reportan a las compañías que se encargan de la producción más de 340 millones de euros al año.

El 22% restante de los ingresos que reciben las productoras llegan gracias a los trabajos realizados para otros medios, sobre todo el digital, que representa un volumen estimado de 100 millones de euros.

 

Clientes españoles vs. Clientes extranjeros

 En la actualidad, el 62,6% del volumen de trabajo de las productoras de nuestro país procede de clientes extranjeros, lo que supone unos ingresos de más de 274,5 millones de euros. Parece ser que el buen hacer de la producción española ha ido de boca en boca fuera de nuestras fronteras en los dos últimos años, ya que el porcentaje de clientes foráneos ha aumentado en un 10% respecto a 2015.

Aunque nos pueda parecer extraño, los clientes españoles que contratan la producción en territorio patrio representan solo el 37,4% y, en consecuencia, reportan una facturación de poco más de 164 millones de euros. Si comparamos los datos de 2015, vemos que este porcentaje de clientes se ha reducido en un 10% en los dos últimos años.

 

¿En qué invierten las productoras?

 Durante el año 2017, la inversión destinada a la producción publicitaria ha sido de aproximadamente 231 millones de euros. Entre las principales partidas donde se ha invertido más dinero, destacan el alquiler de materiales, los derechos de imagen y la voz o música. A nivel general, el gasto de las productoras en estos conceptos se ha mantenido más o menos estable respecto a 2015.

Los datos de inversión representan el 52,6% del volumen de facturación total de las compañías, destacando una inversión media por productora un 57% más alta que hace dos años.

Por último, uno de los datos de este estudio que más nos entusiasma es el relativo a los puestos de trabajo creados en este sector, que han pasado de 42.000 en 2015 a 90.000 en la actualidad. En ellos, se incluyen tanto los trabajadores por cuenta ajena como los autónomos y, además, hay que sumar también casi 24.000 puestos que se han creado de forma indirecta.

 

Los comentarios están cerrados.