Las 30 marcas más disruptivas para los consumidores

02-09-2020 por IKI Media

La innovación es una de las cualidades de las marcas más valoradas por parte de los consumidores. Ser una marca disruptiva, con valores, que satisfaga las nuevas tendencias de consumo y que cambie las reglas del mercado. Se trata, en definitiva, de rasgos diferenciales entre las marcas triunfadoras y de las que sencillamente se mantienen y languidecen en un mercado cada vez más competitivo.

El último informe ‘Breakthrough Brands’, elaborado por la consultora Interbrand, ha identificado las 30 marcas internacionales que están cambiando las reglas de sus respectivas categorías y que han encontrado una forma diferente de hacer las cosas.

Las marcas destacadas en este informe son: The Citizenry, Seedlip, Maven Clinic, Loop, Stock X, Dosist, ! (MSCHF), Oatly, Teladoc, Chime, Action Network, Legalist, Flexport, Snowflake, Impossible Foods, The Information, Elvie, Rivian, The RealReal, Teachers Pay Teachers, Cadre, Turo, Third Love, Canva, Neon, A24, Mirror, Devoted, Milk Make-up y Ginkgo

Pero estas marcas, además de lograr la disrupción en sus respectivos sectores, también destacan por establecer algunas de las tendencias en innovación que determinarán los nuevos mercados de futuro. Dichas tendencias son las que siguen:

La fuerza marketiniana de la comunidad

No es suficiente con ofrecer una conexión superflua entre marcas y consumidores, sino que las ofertas comerciales deberán aportar verdaderas oportunidades de conectividad, ya sea con los representantes de la compañía o con otros consumidores. La nueva generación empresarial desarrolla estrategias que colocan a la comunidad en el centro de su identidad, llegando a crear negocios para servir a nichos específicos, como Stock X para los fanáticos de las zapatillas, mientras que otras fomentan la comunidad a través de opciones interactivas incorporadas como Mirror, que ofrece tecnología inmersiva para el fitness en casa.

¿Cómo ha repercutido en este aspecto la crisis del Covid-19? A raíz de la pandemia, la cohesión social se consolida como el concepto determinante de la conciencia pública y, en consecuencia, las marcas han comenzado a reflejar esa ansia de unión de manera inspiradora, sobre todo en el entorno virtual.

La sostenibilidad gana terreno

Las empresas han captado la demanda creciente de la sociedad que pide un mayor compromiso para que se conviertan en actores mucho más responsables y éticos. Esta presión hace que las marcas estén respondiendo con soluciones rápidas para cumplir sus compromisos de sosteniblidad a corto plazo. Algunos ejemplos que destaca el informe son los de Loop, que trabaja para producir productos envasados duraderos y reutilizables y reducir los residuos, mientras que Rivian ha transformado la flota de camiones de reparto de Amazon con sus vehículos eléctricos.

Capital cultural y social

Los valores de la sociedad están cambiando. Los valores tradicionales del lujo están perdiendo fuerza a favor del consumo discreto y basado en valores, haciendo que cobre importancia un estatus desvinculado del poder y capital financiero, y conectado más estrechamente al “capital cultural”. Asimismo, en los últimos años ha surgido una economía de la transformación, centrada en el bienestar físico y psicológico, la mejora de uno mismo y las tendencias de sostenibilidad. Las marcas más vanguardistas son las que han incluido todo ello en su modelo de negocio, como Citizenry, que comercializa artículos para el hogar de comercio justo y hechos a mano.

La revolución de la salud

El bienestar físico, mental y emocional es un elemento que ha cobrado especial relevancia entre los consumidores, trasladando esta preocupación a las marcas que compran en su día a día. En este sentido, hay una clara tendencia en torno a compañías que contribuyen a esto combinando innovaciones tecnológicas con propósitos de marca empáticos. Por ejemplo, Maven Clinic se posiciona como un socio de las familias en el proceso de la maternidad y la paternidad, mientras que Elvie diseña tecnología inteligente para abordar las necesidades de salud de las mujeres.

Optimismo y diversión

Las empresas que basan su propuesta de valor en imágenes vibrantes y desenfadadas han ganado terreno en el corazón de los consumidores. Este nuevo tono se concreta, entre otras cuestiones, en la necesidad de ser sensibles e ingeniosos en redes sociales, a la exigencia de ser auténticos y transmitir humanidad y al espíritu positivo de una economía que, hasta antes de la pandemia, estaba en alza. Un ejemplo: en lugar de optar por un tono científico y sesudo, Impossible Foods se ha posicionado por un tono vibrante y colorido, con ilustraciones orgánicas y una voz fuerte.

Los comentarios están cerrados.