Los canales de pago crecen a pesar de la caída general del resto

23-05-2018 por IKI Media

La televisión siempre ha sido la reina entre los medios convencionales y creemos que lo seguirá siendo en el futuro, aunque no del mismo modo, sino sabiéndose adaptar a los nuevos tiempos. Hasta hace relativamente poco tiempo, el conjunto de la televisión vivía en perfecta armonía con los canales autonómicos, locales y nacionales en abierto, pero hoy en día también debemos incorporar los canales de pago a la ecuación, pues están en pleno auge.

Según el estudio Infoadex de la inversión publicitaria en España 2018, dentro del grupo de los medios convencionales, la inversión real estimada alcanzó los 5.355,9 millones de euros durante 2017, lo que significa un 2,3% más sobre el año 2016. Dentro de esta categoría se encuadra obviamente la televisión, que sigue siendo el primer medio por volumen de negocio, alcanzando en concreto una cuota del 40% del conjunto de medios convencionales.

Si comparamos la inversión en televisión del 2017 y 2016, vemos que el crecimiento de un año a otro ha sido del 1% (2.143,3 frente a 2.121,9 millones de euros). En el caso de profundizar en los distintos subgrupos de televisión, la inversión real estimada en los canales nacionales en abierto durante 2017 registró un aumento del 1% respecto al año anterior, situándose en un total de 1.931,4 millones de euros.

Por su parte, las televisiones autonómicas experimentaron un descenso del 10% en su cifra de inversión (114,2 millones de euros), al contrario de lo que sucedió en los canales de pago que incrementaron su inversión en un 16,2% (94,6 millones de euros) respecto a 2016 y las televisiones locales, cuyo aumento fue de un 42,9% (3 millones de euros).

 

¿Cuál es el panorama en 2018?

Desde que la televisión llegó a nuestras vidas, no ha parado de diversificarse para ofrecer a los telespectadores una amplia carta de contenidos para satisfacer todos los gustos y preferencias. En este proceso de diversificación llegaron los canales de pago, que en los últimos años ya estaban presionando al resto de televisiones para conseguir hacerse un hueco dentro del conjunto.

Sin embargo, no ha sido hasta el primer trimestre de 2018 cuando han merecido una mención especial por haber conseguido un crecimiento del 11,8%, desbancando así a otros subgrupos de canales. Su volumen de negocio ha alcanzado los 24,7 millones de euros, frente a los 22,1 del pasado año. Aunque el incremento quizás no parezca demasiado relevante, debemos contemplarlo dentro de un contexto en el que la inversión en televisión en general ha disminuido en un 4,1%, después de una serie de años en los que se registraba un crecimiento constante.

En la otra cara de la moneda se encuentran las televisiones nacionales en abierto, cuya inversión ha bajado en un 4,5%, algo que se traduce en 453,6 millones de euros y una cuota de mercado del 90,4%.

También las cadenas autonómicas han sufrido un varapalo en las cifras de inversión publicitaria debido al descenso de su audiencia. Durante el primer trimestre de 2018, estos canales ingresaron 23,4 millones de euros, un 9,6% menos respecto al mismo periodo de 2017. Así, se reduce su cuota de mercado hasta el 4,7%, un dato que no supone ninguna novedad, ya que las televisiones autonómicas comenzaron a experimentar el descenso del negocio publicitario hace 8 años.

Ya sabemos que los vaivenes son típicos de los datos publicitarios y después de haber analizado estas cifras, podemos concluir que, pese a que los canales de pago hayan crecido en un entorno genérico de bajadas, la cuota de mercado de las televisiones nacionales en abierto aún sigue siendo del 90,4%: una cifra difícil de superar, no solo por el alto porcentaje que acumula, sino también por la excelente reputación que los canales tienen entre el público.

Los comentarios están cerrados.