Social Ads: ¿Qué formatos existen y para qué sirven?

25-04-2017 por IKI Media gestionar social ads

Que las redes sociales no sean un espacio propiamente publicitario, no significa que no sean, como cualquier otro medio, un lugar adecuado para programar campañas. Hace ya tiempo que los marketeros asimilaron que publicar posts sobre ofertas, productos o promociones no generan ventas o visitas. De hecho, redes sociales, como Facebook, penalizan o directamente prohíben este tipo de publicaciones, en detrimento de sus propios formatos publicitarios.

Sin embargo, el uso de las redes sociales como soporte publicitario gana adeptos entre todo tipo de anunciantes. Cada vez son más las empresas que deciden apostar por los anuncios promocionados en redes sociales (social ads). No en vano, el 86% de los internautas españoles usan frecuentemente las redes sociales. Cada uno de ellos, sigue una media de 4,8 redes sociales, según el Informe Anual sobre Redes Sociales 2017 de la IAB. El 83% de estos lo hacen para seguir a alguna marca, hasta el punto que el 53% de los compradores online recurren a las redes sociales para buscar información sobre marcas antes de realizar una compra.

gestionar social ads

La publicidad en redes sociales goza de un excelente estado de forma. Casi la mitad de usuarios consideran que la publicidad que reciben se ajusta a sus intereses. Y es que los social ads son un formato muy eficaz, dadas las opciones de segmentación por áreas de interés que hacen que nos podamos enfocar en dar a conocer nuestros productos a un target definido con una alta afinidad.

Sin embargo, hay algunos aspectos que debemos tener en cuenta antes de lanzarnos a invertir en social ads. Antes de comenzar, es conveniente realizar un estudio sobre cuáles son las redes sociales más afines al público al que te quieres dirigir. Navega por ellas, investiga, pregunta y pondera la información que obtengas. Y, por descontado, valora las potencialidades, los formatos y las ventajas que te ofrece cada una de ellas, cuando realices tu planificación:

Facebook Ads

Facebook es la red más utilizada, por lo que casi cualquier campaña de social ads está presente en ella. Como ventaja principal habría que destacar que permite personalizar el target de la campaña por temáticas o intereses. Los formatos de anuncios, según la misma red social nos explica, están orientados a satisfacer 3 objetivos: reconocimiento (donde prima alcance y notoriedad), prestigio (pensado para generar algún tipo de acción, como tráfico, descargas, reproducciones…) y conversión, orientada al social selling. Estos anuncios permiten usar formatos como fotos, vídeos, presentaciones o secuencias de visuales. Tener en cuenta que, cuanto más creativo sea tu anuncio y más se acerque a lo que el público objetivo busca, más exitosa será la inversión. Pero no abuses del texto: Facebook no permite que el contenido escrito ocupe más de un tercio del espacio del anuncio.

Objetivos de los anuncios en facebook

 

Instagram Ads

Realizar una campaña social ads en Instagram es muy sencilla si ya eres anunciante en su hermana Facebook, ya que ambas son muy parecidas. Instagram se centra en imágenes y vídeos, por lo que para tener éxito es imprescindible contar con un contenido visualmente atractivo. Permite segmentar según objetivos, como conversiones hacia una web, descargas de aplicaciones o promocionar fotos. Además, ahora Instagram Stories también permite mostrar publicidad cuando un usuario esté viendo stories de sus amigos.

 

Youtube Ads

Los anuncios de esta red social son lo más parecido a la publicidad convencional, ya que se reproducen al visualizar el contenido que busca el usuario. El catálogo de vídeo que ofrece Youtube es casi infinito y abarca a todo tipo de públicos y temáticas. Si está bien enfocada y logra conectar con el público, su eficacia publicitaria puede ser sensiblemente mejor que ningún otro medio. Youtube ofrece una amplia batería de opciones, que abarca desde anuncios de display o los superpuestos en el vídeo, hasta la opción de ver un anuncio antes o después del vídeo, ya sea entero o permitiéndonos saltarlo pasados unos segundos. Su última novedad son los bumper ads, anuncios de 6 segundos que nos permiten eludir a los temibles adblockers.

 

Twitter Ads

Aunque Twitter no se encuentra en su mejor momento (un 13% de sus usuarios abandonó la red durante el último año), no deja de ser una de las más potentes por alcance. Nos permite adaptar anuncios a muchas variables y objetivos. Ya sea para conseguir followers, dar a conocer una página web u otras opciones, como la descarga de aplicaciones. Sin embargo, los formatos más utilizados son los tuits patrocinados, que aparecen en el ‘timeline’ del target, o los hashtags promocionados, que garantizan un gran impacto al mostrarse entre los trending topics del día.

 

Linkedin Ads

Para utilizar esta red debemos tener en cuenta que su uso es eminentemente profesional. Por tanto, la publicidad que vemos aquí está pensada para la contratación laboral y el networking. Linkedin ofrece, por una parte, la posibilidad de realizar anuncios para generar tráfico a nuestra web y, por otra, crear contenido patrocinado para llegar a colectivos profesionales.

 

Snapchat Ads

Si quieres darte a conocer entre un sector muy joven de la población, esta es tu red social. Este público está muy habituado a comprar online, perfecto si anuncias un e-commerce. Su saturación publicitaria es más baja que otras redes, lo que mejora su eficacia. Entre los formatos, puedes elegir desde promocionar tu propio vídeo de 10 segundos hasta que los jóvenes jueguen con tu marca y con los efectos y filtros tan divertidos que caracterizan a esta red.

 

Una vez tengas clara que red social es la que más te conviene, te toca afinar tu creatividad para adaptarte mejor al tipo de social ad que más te convenga. Descubrirás como este tipo de campañas pueden ser las mejores para llegar rápidamente al target que estés buscando.

Los comentarios están cerrados.